Skip to main content

Fuente: Сointеlеgrаph

Después de meses de incertidumbre, Tribe DAO aprobó una votación para reembolsar a los usuarios afectados por el exploit de USD 80 millones en los fondos de liquidez de la plataforma de finanzas descentralizadas (DeFi) Rari Capital.

Luego de varias rondas de propuestas de votación y gobernanza, Tribe DAO, que consta de Midas Capital, Rari Capital, Fei Protocol y Volt Protocol, tomó la decisión de votar el 18 de septiembre con la intención de reembolsar por completo a las víctimas del hackeo.

Los datos de la plataforma de votación en cadena Tally muestran que el 99% de los que votaron estaban a favor y la propuesta se ejecutó el 20 de septiembre.

De acuerdo con la descripción que se encuentra debajo de los datos de votación, a los usuarios individuales se les pagará en FEI, mientras que a los DAO se les pagará en DAI. Los usuarios también tendrían que firmar un mensaje liberando cualquier responsabilidad.

El fundador de Fei, Joey Santoro, dijo en Twitter que el pago se realizaría 24 horas después de la aprobación de la votación.

El monto total del pago es de 12,68 millones de FEI, que se cotizan a $0,97 en el momento de escribir este artículo, y 26,61 millones de DAI, que se cotizan a $1, según datos de CoinGecko.

La votación fue una de las decisiones de gobierno finales para Tribe DAO, que ha anunciado planes para cerrar.

En su propuesta del 20 de agosto, explicaron que el «ambiente macro desafiante» y los «desafíos específicos como el hackeo de Fuse de Rari Capital» fueron factores en la decisión.

«En esta etapa, una opción responsable que debe considerar la DAO es dejar el protocolo en un estado que defendería la vinculación FEI sin necesidad de gobernanza».

Todo el proceso de reembolso a las víctimas del hack ha estado en curso, con varias rondas de votación a través de encuestas de señalización de instantáneas y en cadena; sin embargo, ninguno terminó en una resolución para los usuarios afectados.

En una publicación de Twitter del 20 de septiembre, Joey Santoro explicó los desafíos que enfrentaron para encontrar una solución y espera que otros DAO puedan aprender del incidente.

Relacionado: el protocolo DeFi se cierra meses después del hackeo de Rari Fuse

«La lección más importante aquí es que los DAO no deberían tener que tomar decisiones como esta después del hecho. Una política explícita por adelantado, idealmente con aplicación en la cadena, habría evitado que el DAO tuviera que aventurarse en un territorio de gobernanza desconocido».

Después del hackeo, se ofreció una recompensa de $10 millones a los piratas informáticos, pero nunca se reveló si respondían.

Fuente: Сointеlеgrаph

Leave a Reply